Home
Conocer el valor real de nuestro coche usado es un dato que nos preocupa mucho a todos. A pesar de que podemos acudir a Internet o a las numerosas revistas especializadas para obtener referencias de precios, estas cifras no suelen estar bien actualizadas y no tienen por qué coincidir con lo que luego nos ofrecen en los concesionarios. En este artículo explico las técnicas que se utilizan para valorar nuestro automóvil. Incluso así, lo mejor es recurrir a la ayuda que proporciono en una de las secciones fijas de este blog, en la que realizo tasaciones de vehículos de ocasión.

Tasando un coche usado – Foto: http://www.autocasion.com

Los coches usados son bienes que tienden a depreciarse con el uso y el paso del tiempo. Como cualquier otra máquina susceptible de romperse y desgastarse, sufre unos deterioros que hacen que pierda valor. Desde un punto de vista extremo, tendríamos el caso de un vehículo nuevo, recién adquirido, cuyo valor en el momento de haberlo matriculado puede caer hasta un 25%. Y es posible que ni siquiera haya salido todavía del concesionario. La explicación es muy sencilla. Dado el exceso de unidades automatriculadas o de “kilómetro cero” que llenan los almacenes y las campas, todas a la venta con grandes descuentos, es normal que el automóvil recién estrenado de un particular sea tasado en menos dinero que el que ofrecen como “kilómetro cero”.

venta-de-vehiculos-usados-anunciar-coche-a-la-venta

¿QUIERES APRENDER A VENDER COCHES USADOS?. PINCHANDO AQUÍ ENCONTRARÁS UN CURSO GRATIS.

La primera cuestión que hay que tener en cuenta es que los coches de ocasión se valoran de dos modos. Por una parte tenemos el precio de compra, que sería lo que un profesional de la compraventa pagaría por el mismo. Además tenemos el valor de venta, que coincide con el precio de venta al público de ese mismo coche. ¿Por qué sucede esto? Como todo el mundo sabe, las empresas trabajan con un precio de coste al que aplican un margen comercial para obtener rentabilidad. Eso es lo que hace que haya diferencia entre el valor de compra y el de venta.

Muchos concesionarios se nutren de automóviles usados al aceptar los de sus clientes como parte del pago de uno nuevo. Esto implica que el vendedor tiene que hilar muy fino con la tasación del VO, debiendo ofrecer un precio suficientemente bajo como para que su empresa haga negocio, pero lo suficientemente alto para que le resulte interesante a su cliente y le mueva a comprar el vehículo nuevo.

Campa coches de km 0 – Foto: http://www.fordkondia.com

Lo habitual es que el concesionario sea el que ofrezca la valoración del usado. Será entonces cuando el que tasa el coche pida verlo físicamente. Eso sería lo normal, aunque todavía hay vendedores –en mi opinión poco profesionales- que lo tasan sin ver, simplemente por matrícula. Creo que, para no pillarse los dedos con posibles averías, tienden a dar valoraciones más bajas de lo normal. Por eso, para el cliente, es mucho mejor que vean el estado general del coche. Más, si cabe, cuando nuestro usado se encuentra en buen estado. Igual que uno con muchos desperfectos y averías se suele depreciar, otro de similares características pero en perfecto estado de conservación debe ser mejor valorado.

Tras ver el VO, el tasador evaluará los daños y gastos de reacondicionamiento que prevé que hay que aplicar al automóvil que está valorando. Supongamos que hay que reparar varias piezas de chapa, retapizar un asiento roto y cambiar el embrague porque está gastado. Si estima que el valor de compra es de 6.500 euros, a ese precio hay que descontar lo que cueste reparar esas averías. Si se piensa que van a necesitar 1.200 euros para ponerlo a punto, el valor que le ofrecerán al cliente será de 5.300 euros.

Muchos lectores se preguntarán de dónde salen esas cantidades. Hoy en día casi todo el mundo está utilizando las guías de Eurotax y Ganvam, que no son otra cosa que índices estadísticos con los precios de referencia. Pero esas tablas no son la verdad absoluta, ya que en ocasiones se pueden desvirtuar por culpa de las particularidades de cada fabricante y mercado local. Si un determinado modelo o marca se venden peor que el resto, hay que tenerlo en cuenta en la tasación. Por eso el sentido común influye mucho en el valor real del coche. Y no olvidemos que el tasador quiere hacer una buena operación con el vehículo de ocasión, pero además tiene que valorarlo bien para promover la venta de uno nuevo.

Coches de ocasion en campa – Foto: http://www.diariosur.es

Siguiendo con el ejemplo anterior, nos han hecho una oferta de 5.300 euros. A parte ya sabemos que hay un valor de venta que es posible que en muchos establecimientos ni nos lo digan. Para que se hagan una idea, al valor de compra (sin tener en cuenta las reparaciones) habría que añadirle aproximadamente un 30%. En nuestro caso tomaríamos los 6.500 euros, con lo que obtendríamos un precio de venta de 8.450 euros.

Seguro que todos preferiríamos que nos pagasen 8.450 euros en lugar de 5.300 euros. Pero está claro que para venderlo en ese precio, nosotros tendríamos que gastarnos más de 1.200 euros en reacondicionar el vehículo, más los gastos de transferencia, más el engorro de ofrecerlo, enseñarlo, negociar con los interesados,… Para evitar esto, los concesionarios le van a comprar su automóvil a un precio más bajo. Como contrapartida le van a evitar muchos dolores de cabeza de los que iremos hablando en futuros artículos.

About these ads

2 pensamientos en “Tasación de coches usados

  1. ¿me puedes dar una valoración de un vehiculo? Es Toyota Hilux Doble Cabina Pickup 2.5 D4D de agosto 2006 con 60.000 kms. Muchas gracias.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s