Home
Las largas noches de juerga, bien aderezadas de todo tipo de sustancias estupefacientes, no son buenas compañeras de la conducción. En este vídeo podemos ver a un españolito medio (“todo el mundo asume que es español”, según el blog británico en el que lo he encontrado) comportarse como un verdadero energúmeno cuando sufre un accidente con su coche y trata de solucionar el problema por sus propios medios.
Audi A8 - Foto: www.coches.net/

Audi A8 – Foto: http://www.coches.net/

La noche se preveía larga. Él y su colega habían conocido a unas “señoritas” con las que pretendían cerrar todos los garitos a bordo de su flamante Audi A8. ¿Qué pasaría por sus cabezas cuando comprobaron que las muchachas les daban coba? Es difícil imaginar quién propuso continuar la juerga en casa de una de ellas, pero es evidente que a nadie le importó el estado en el que se encontraba el conductor cuando decidieron montarse en su vehículo. Seguro que su norma era no dejar conducir su preciada máquina a nadie, independientemente de la cantidad de sustancias que hubiese ingerido durante toda la noche. Tampoco le pareció de lo más acertado dormir un rato en el coche hasta que se le pasase la “caraja”. Si algo tenía seguro era que la compañía femenina no tendría paciencia para esperar a que él se recuperase un poco. ¡Hay que ser tonto para desaprovechar una oportunidad así!

Lo único que recuerda es que alguien, tal vez algún portero de la discoteca, le insinuó que lo mejor que podían hacer era pedir un taxi. Pero él no se había entrampado hasta las orejas en aquel Audi A8 para regresar a casa en taxi. Y menos cuando tenía a tiro a unas “pibitas” como esas. Por eso se lanzó a disfrutar de la conducción mañanera.

Había ya amanecido y los pájaros podían escucharse con toda claridad. Pero los oídos atorados por el estruendo de la última discoteca no les permitían escucharlos ni al conductor ni a sus acompañantes. Además, cuando decidió tomar aquella calle solitaria y tranquila por la que apenas pasa nunca nadie, tan solo llevaba en la cabeza un único pensamiento. Por eso no pudo reaccionar a tiempo y acabó sufriendo un leve siniestro. Lo peor no eran los daños. Aquello se podía arreglar. El problema era que el automóvil había encallado y estaba totalmente inmovilizado. Aunque tan solo uno de los neumáticos estuviese en contacto con el suelo, recordó que el vendedor le había explicado que el A8 disponía de tracción quattro y que con una sola rueda era capaz de traccionar. Al fin y al cabo era lo que encargaban siempre para sus vehículos los alemanes con “pasta”, ya que no querían pasar dificultades cuando se quedaban atrapados en la nieve. Pero, ¿seguro que su coche la equipaba?

Lo último que pensó, antes de activar en su cerebro el modo “primate”, era que le importaba un pimiento el tipo de transmisión que propulsase su automóvil porque no pensaba dejarlo allí bajo ningún concepto. Les recomiendo que vean el vídeo hasta el final.

Anuncios

3 pensamientos en “Destroza su Audi A8 con tal de no llamar a una grúa

  1. Pingback: Bitacoras.com

    • El vídeo sobretodo ha dado vueltas por el extranjero. Si te fijas en los comentarios de Youtube, no he visto ni uno solo en español. Este simio le hace un flaco favor a la marca España.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s