Cómo ahorrar un montón de dinero en una reparación

Sí. Lo sé. Se te ha roto el coche y no sabes cómo vas a pagar la reparación. 

Es un hecho probado que las averías siempre se producen en los peores momentos. Ya sea que estés en mitad de un viaje, que andes apurado de dinero por gastos inesperados o que le tengas que pagar un pastizal a Hacienda. 

Sea por una u otra causa, pagar dinero en reparaciones es una de las cosas más fastidiosas que existen. 

Además, en muchos casos se crea un círculo vicioso del que es difícil salir: cuando tienes un coche viejo y te planteas cambiarlo, la obsolescencia hace que se produzca una avería. Como no andas muy sobrado de dinero, en lugar de darlo de baja y comprarte otro, optas por repararlo. Y como el precio de la reparación ha sido elevado, decides que vas a amortizar ese gasto alargando más la renovación del vehículo. Y así hasta que se produce una nueva avería…

Por eso, en este artículo te voy a dar una solución para que tus averías no te salgan tan caras

El caso de mi amigo Nacho

Mi amigo Nacho es el flamante propietario de un Mini de segunda mano. 

Se lo compró a su mujer, pero como el coche le gusta mucho, casi lo usa más él que ella. 

De hecho, la última vez que se fueron de vacaciones decidieron viajar en ese Mini Cooper. 

Pero cuando se encontraban ya en su destino vacacional, en una excursión cortita, el coche empezó a hacer ruidos raros, se encendieron varias alarmas y de pronto se paró. 

Llamaron a la grúa y le llevaron el coche al concesionario de Mini más cercano. 

Y allí comenzó su calvario: la avería era grave y no quedaba otra que cambiar el motor entero, ya que, por haber circulado con la avería durante más tiempo de la cuenta, todo el bloque había quedado demasiado deteriorado.

La avería iba a ser carísima. Y al tratarse de un segundo vehículo, Nacho no quería pagar esa cantidad que le habían presupuestado. 

En busca de una segunda opinión, envió el coche a su lugar de residencia, en donde tenía a un conocido con un taller de confianza. 

Y su amigo le dijo que si ponían un motor nuevo, la reparación le iba a salir casi al mismo precio que en el concesionario. 

Pero el mecánico le planteó otra opción: recurrir a una empresa de venta de piezas de desguace y comprar allí las que necesitaba

Nacho hizo una búsqueda y terminó encontrando la web de Desguazón. Si no la conoces, aquí tienes el enlace: https://www.desguazon.es/

Cómo comprar piezas de desguace en Desguazón

Nacho buscaba piezas de desguace Mini Cooper y en esa web encontró las que necesitaba sin muchos problemas. 

Pero lo bueno de Desguazón es que no solo encontrarás piezas de modelos populares y superventas de marcas como Seat, Volkswagen, Ford o Citroen, sino que vas a encontrar una amplia gama para todo tipo de automóviles y marcas.  

Imagina, por ejemplo, que tienes un Fiat, que es un modelo del que suelen escasear piezas en los desguaces. Pues si pones en el buscador: motores Fiat de segunda mano, ya verás cómo seguro que encuentras lo que necesitas. 

Ya te digo que mi amigo está encantado con esta web. Sobre todo porque ha podido ahorrar un montón de dinero en la reparación de su coche. 

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.