Enseñando a tu hijo a conducir

Para continuar con el tono relajado del mes de agosto, hoy he decidido traer uno de los vídeos más divertidos que me he encontrado últimamente por la red. Y me hace gracia especialmente porque me trae recuerdos de cuando intenté aprender a conducir por mi cuenta, antes de apuntarme a la autoescuela.

manny-aprende-a-conducir
Manny aprende a conducir

Este vídeo parecería una parodia de no ser porque estas situaciones se producen mucho más de lo deseable. Si se monta en un coche a un niño gordito y atontado —de sorprendente parecido a Manny Delgado (Rico Rodríguez), el hijo de la escultural Gloria Delgado-Pritchett (Sofía Vergara) en Modern Family— y a un padre carente de paciencia y de la capacidad de transmitir conocimientos, es fácil que terminen por salir chispas. Y no solo por los manotazos que le arrea el padre cuando el hijo hace algo mal, ya que la torpeza al volante del muchacho es probable que les termine acarreando un disgusto. Sobre todo por una costumbre verdaderamente peligrosa que tiene el chaval: cada vez que se pone nervioso por alguna recriminación de su padre, empieza con la mano a buscar la llave para intentar apagar el motor. Pero eso lo hace con el vehículo en marcha, con el consiguiente peligro de quedarse sin frenos ni dirección asistida en mitad de la carretera.

Seguro que muchos de los lectores de este blog habrán aprendido a conducir gracias a sus padres. Y es posible que a más de uno le suenen escenas como las que se viven en el vídeo. Porque no hay peor maestro que un padre. Suelen perder con facilidad los nervios y se tensionan fácilmente. Es posible que los padres piensen que sus hijos son unos torpes y que jamás deberían conducir solos. Es lógico que sientan como peligrosa una actividad que puede segar de golpe la vida de su vástago. Sin embargo, no es nada positivo transmitirle miedos e inseguridades a un hijo, ya que estos no se quitan con facilidad. Los gritos y los ataques de histeria de un progenitor pueden acarrear traumas difíciles de borrar en un conductor joven. Conozco más de un caso de chicos jóvenes que se sienten aterrorizados de pensar que su padre puede viajar en el mismo coche que ellos y comienzan a cometer fallos estúpidos e inexplicables.

En mi caso, fueron pocas las prácticas que hice por libre. Tal vez se debiese en gran parte a que al tercer día de ir con mi madre a conducir por un polígono solitario rompí el embrague del coche y consideró que era mejor que solo recibiese clases en la autoescuela. Creo que esa fue la mejor decisión que pudo tomar, ya que en un centro reglado me prepararon para que aprobase el examen. Y una vez que lo superé, entonces empecé a practicar yo solito hasta que cogí la suficiente soltura como para atreverme a llevar a algún acompañante.

Si este artículo te ha gustado, te agradecería que le dieses la máxima difusión a través de las redes sociales, pinchando en uno de los iconos de abajo. Y para recibir las nuevas actualizaciones, lo mejor es suscribirse a las entradas del blog rellenando el formulario que se encuentra un poco más abajo, después de los comentarios. 

Imágenes tomadas en Internet de los sitios web 

http://www.entertainmentwise.com

Si las imágenes están sujetas a derechos de autor y consideras que deben ser retiradas, ponte en contacto con Wanderer75.

Anuncios

Un comentario sobre “Enseñando a tu hijo a conducir

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s