¿CÓMO PONER TU COCHE A PUNTO PARA VENDERLO?

¿Estás pensando en vender tu coche?

Pues ten en cuenta que hay una serie de pasos que podríamos decir que son casi obligatorios, si quieres que el vehículo parezca más atractivo y que la gente se interese por él.

Y no solo eso: además tendrás que someter a tu vehículo a un mantenimiento exhaustivo, para asegurarte de que no se vaya a averiar a corto plazo (recuerda que aunque seas un particular el Código Civil te obliga a responder de los fallos del vehículo durante un año desde la fecha de la venta).

Por eso he pensado que en este artículo te voy a dar una serie de consejos muy útiles para que tu automóvil esté a punto cuando hagas la venta del mismo.

Niveles de aceite, amortiguación y electricidad

Independientemente de que lleves tu coche a un taller, no está de más que tú revises por ti mismo una serie de elementos bastante fáciles de chequear.

Revisa los niveles de aceite

Comprueba con la varilla que el nivel de aceite se encuentra entre el mínimo y el máximo.

También deberías observar la textura del aceite y su color.

Y una última recomendación: si queda poco tiempo para hacer el próximo cambio de aceite, lo más recomendable es que adelantes ese mantenimiento para que el comprador se lleve el coche a punto y en perfecto estado de revista.

Comprueba el estado de los amortiguadores

Nunca deberías circular con un coche que tiene mal los amortiguadores.

Para conocer el estado de los mismos hay que vigilar mientras conduces por si el coche rebota excesivamente cuando pasas por zonas bacheadas o de firme irregular.

Otro motivo de alerta sería en caso de que el vehículo haga extraños al entrar fuerte en una curva o mientras frenas a tope.

Tampoco son buenos síntomas que se escuche un chasquido metálico al pasar por baches, o que el coche esté desnivelado cuando se encuentra parado en un plano recto.

Atento al sistema eléctrico

Si te cuesta arrancar en frío o compruebas que se produce algún fallo eléctrico, debes revisar el estado de carga de la batería, así como el alternador.

Si la batería está llegando al final de su vida útil, lo lógico sería que la cambiases antes de vender el vehículo.

Y si los fallos los produce el alternador, también deberías repararlo antes de proceder a la venta.  

Otro indicio para detectar fallos eléctricos puede ser que los faros no iluminen con la máxima intensidad o que directamente no se enciendan.

En todos esos casos, lo mejor es llevar tu vehículo a un taller especializado en averías eléctricas.

Frenos

Otro elemento crucial para tu seguridad son los frenos.

Con unos frenos defectuosos puedes terminar sufriendo un accidente.

Y si no tienes ganas de que eso te pase a ti, supongo que menos todavía que le suceda algo a la persona a la que le acabas de vender el coche.

Por esa razón, hay que comprobar que los frenos se encuentran en perfecto estado.

Y para ello, debes fijarte en lo siguiente:

  • Posibles cambios en el tacto del pedal del freno: si notas algún cambio en la dureza o esponjosidad del mismo, acude inmediatamente al taller. No lo dejes pasar porque es un indicio de que algo va mal.
  • La distancia de frenado se alarga: si cada vez necesitas más metros para detener tu vehículo, eso quiere decir que los frenos están perdiendo efectividad.
  • Ruidos y vibraciones: si los discos de freno se han deformado, es posible que al frenar se note una vibración. En ese caso, sería necesario cambiar los discos de freno.

Por otra parte, debes comprobar si está llegando ya el momento de cambiar las pastillas de freno; y también conviene que busques posibles fugas en el circuito del líquido de frenos.

cambiar neumaticos

Neumáticos

No deberías poner a la venta tu coche con las ruedas desgastadas.

De hecho, es posible que muchas de las personas interesadas en tu vehículo, salgan corriendo nada más ver que los neumáticos están en las últimas.

Seguro que vendes mucho mejor tu automóvil cuando le cambies las ruedas.

Pero es posible que los neumáticos los hayas cambiado hace no demasiado tiempo.

Incluso así, deberías revisar el dibujo de los neumáticos, para comprobar que los indicadores de desgaste no han aflorado todavía (esto quiere decir que el dibujo es todavía suficientemente profundo).

También debes comprobar que no haya desperfectos en toda la superficie de los neumáticos, y que todos ellos se están gastando por igual, sin que haya una zona de la banda de rodadura más gastada que otra.

Y no descuides tampoco la válvula de la rueda, ya que es un elemento en el que nadie se fija, pero que en caso de fallo puede provocar que el neumático se desinfle.  

Estado de la carrocería

Otro detalle del que debes preocuparte es el estado de chapa y pintura.

Para aumentar el valor de venta del vehículo —y que además le entre más por los ojos a las personas interesadas— debes evitar que el coche tenga arañazos, golpes o desperfectos.

Por eso convendría hacer algunas reparaciones de chapa y pintura, para que el coche se vea más bonito y en mejor estado.

Sin embargo, es posible que una reparación de carrocería no te compense porque el automóvil es bastante antiguo. En ese caso, al menos, deberías hacer una buena limpieza del exterior y del interior, preferiblemente en un establecimiento especializado en limpieza de vehículos.

Solo de ese modo tu vehículo será más deseable para aquellas personas que se pueden interesar en él.   

Últimos consejos para la venta

A parte del tema mecánico, también hay algunos puntos que debes tener claros a la hora de proceder a la venta de un vehículo.

Es en este momento cuando no solo hay que ponerse de acuerdo en el precio, sino que también hay que dirimir cuestiones burocráticas como quién se encargará de los trámites para la transferencia de vehículo.

Asimismo es necesario aclarar quién paga los impuestos y las tasas. Y también quién se va a encargar de llevar a cabo todos los trámites.

Por último, si no quieres contratar a una gestoría, y prefieres ser tú que el que realice los trámites para la transferencia del vehículo, debes saber que antes de proceder al cambio de titularidad el coche deberá tener la ITV en vigor.

Y además tendrás que liquidar una serie de impuestos como el de transmisiones patrimoniales o el municipal de rodaje (si ya se ha iniciado el período de cobro).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.