El olor en los coches

Si hay algo que llama la atención de todos los compradores de un automóvil nuevo es su olor. Un recuerdo de mi infancia que permanece intacto en mi memoria es el aroma de un vehículo adquirido por mi padre. Aquella particular fragancia nos revolvía el estómago tanto a mi hermana como a mí. De hecho, todavía en alguna ocasión lo he podido percibir en algún modelo nuevo. Aunque en esto la tecnología ha avanzado mucho y hoy casi todas las marcas han trabajado muy duro para evitar, en la medida de lo posible, olores desagradables o excesivamente predominantes. A continuación veremos cómo.
Olores desagradables en el coche - Foto: http://www.motorpasion.com

Lo primero que hay que tener en cuenta es que los coches son como reservorios de olores. Debido a su peculiar combinación de materiales muy variados, los aromas se embeben en el habitáculo quedándose en su interior prácticamente de por vida. Pero no es lo mismo la fragancia de un automóvil nuevo que la de uno usado. El de un vehículo nuevo puede variar mucho de un modelo a otro. Esto se debe al uso intensivo de materiales plásticos. A la hora de montar todas esas piezas que componen el salpicadero, el guarnecido de las puertas, las botoneras, se van fijando con sustancias adhesivas y materiales sellantes. Cuando el coche se fabrica, mantienen una cierta inestabilidad por lo que continúan liberando partículas orgánicas volátiles en un proceso conocido como desgasificación.

Por otra parte, los materiales textiles utilizados para los asientos, alfombrillas, moquetas o tapizados del techo tienden a impregnarse de esos olores potentes. Por no hablar de los automóviles equipados con cuero o cualquier otro tipo de pieles, que desprenden un olor particular, más o menos fuerte dependiendo de la calidad con que fueron tratadas. Esto hace que el vehículo, una vez que llega al concesionario, tenga unos olores muy característicos.

Con la obsesión de que esos olores no sean desagradables, marcas premium como Audi o BMW tienen montados equipos multidisciplinares de expertos “oledores”. Suelen ser técnicos que proceden del mundo de la perfumería y de la química. Estudian los materiales, los olfatean, analizan sus compuestos y prevén las posibles combinaciones desgradables a distintas temperaturas. Si en alguno de sus ensayos aflora una fragancia molesta, el material que lo produce se modifica.

Comisión olfativa de Audi - Foto: http://www.diariomotor.com

El caso que mejor conozco es el de Audi. La preocupación por los olores de los alemanes hace que incluso huelan aleatoriamente distintos coches que ya están en la cadena. En caso de que se localice alguno desagradable, este se retira de la cadena para solucionarlo. Todo el que haya subido a un Audi 80 o a un Audi 100 de los años noventa, recordará una característica esencia perfumada. Ese aroma, potenciado por el equipo de “olfateadores”, era muy típico de la marca de los cuatro aros. Se podría decir que en aquella época no había ningún otro modelo que oliese así de bien. Pero las cosas han cambiado. El resto de fabricantes también mejoraron y la comisión de “narices” de Audi pensó que era mejor algo más neutro, un aroma más sutil, que no se caracterice en exceso por algo en concreto.

El olor de un coche nuevo se va disolviendo con el paso del tiempo. Algunos dice que desaparece, pero creo que lo que hace es ser encubierto por aromas más predominantes. Los del tabaco, los productos de limpieza, los ambientadores o un buen perfume. Conozco a una chica que es muy descuidada con su automóvil. Tanto es así que lo suele llevar bastante sucio y lleno de golpes. Viendo como está por fuera, el impacto es verdaderamente llamativo cuando sientes una penetrante fragancia a Eternity de Calvin Klein. Por el contrario, he subido a otros vehículos de segunda mano cuyo impacto era verdaderamente negativo. En esto influye mucho el olor corporal de los ocupantes, la ropa sucia, las botas de trabajo o un animal vivo. Y no digo nada como lleven comida. A lo largo de mi vida profesional he visto de todo.

El desagradable hedor de un coche de ocasión lo convierte en prácticamente invendible. Incluso por bien que se limpie, es muy difícil conseguir el aroma a limpio y nuevo. A nada que se busque por Internet, podrán comprobar que en muchos foros la pregunta estrella es la manera de conseguir el olor a nuevo de un usado. Parece ser que Ford Selección lo ha conseguido. La marca de vehículos de segunda mano de Ford ha creado una campaña diseñada por la importante agencia de publicidad Bassat Ogilvy Madrid en la que se explica cómo han creado un ambientador que consigue que el automóvil vuelva a oler como uno nuevo. Si alguien lo ha experimentado, me gustaría que nos contase su experiencia en los comentarios a este artículo.

Anuncios

7 comentarios sobre “El olor en los coches

  1. Yo lo probe en un concesionario Ford d Campo de las naciones hace un par de dias. Es alucinante!! Que gran idea!!

    1. Y de verdad el coche huele a nuevo, Manu? Lo digo porque ese ambientador se vendería como rosquillas. Creo que los compraventas comprarían cantidades industriales de dicho producto.

  2. Si, pero no es un ambientador, es como un perfume, me refiero a que no es un spray de baratillo, venia en un botecito, era mas como una colonia, pero me enseñaron un Fusion que tenia 4 años y lo echaron y entras y te juro q te crees q estas de estreno. Hasta el propio vendedor de la concesion flipaba. Me parece muy ingenioso por Ford, es de esas cosas q decias, era obvio… ¿pq no lo habian pensado antes?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s