La peor pesadilla de un vendedor de coches

Todo el que ha tenido la desgracia de subirse habitualmente a coches conducidos por desconocidos tiene siempre una leve incertidumbre sobre cómo será el personaje al que le vamos a dejar el coche. En este vídeo de hoy se cumplen los peores presagios. Lo podemos ver tras la entradilla.
Broma de Pepsi a un vendedor de coches en un test drive
Broma de Pepsi a un vendedor de coches en un test drive

La broma del conductor loco es bastante vieja en la televisión. De hecho, hace ya muchos años, en un programa de inocentadas emitido en Telecinco, le hicieron una cámara oculta a José Luis Coll en la que una supuesta maldición gitana hacía que el coche de producción que le llevaba al estudio se volviese loco e ingobernable. En este vídeo podemos verla.

Todo el que se sube a un vehículo conducido por un chófer profesional, ya sea un taxi, un autobús o una furgoneta de esas que van a los aeropuertos a recoger a los pasajeros para llevarlos al hotel, confía en el conductor. Yo recuerdo con especial cariño un evento en el que se presentaba un automóvil de lujo en Munich. Los organizadores decidieron recogernos en el hotel y llevarnos a la discoteca donde se iba a celebrar la fiesta en el mismo modelo que se presentaba. Y el coche iba conducido por una guapa valkiria alemana de ojos azules y pelo rubio bastante simpática (ya sé que puede parecer un oxímoron; pero sí que es posible: algunas alemanas son simpáticas). Ese día me sentí como Camilo José Cela y su choferesa negra.

Pero, generalmente, montarse en un coche conducido por un desconocido no es lo más agradable del mundo. Y lo digo por experiencia; ya que a lo largo de mi vida he tenido la desgracia de hacer pruebas dinámicas con verdaderos tarados que deben creer que en un vehículo que no es el suyo no pueden ser multados ni sufrir un accidente. Seguramente piensen que ese tipo de automóviles de pruebas están cubiertos por un escudo protector anti-impactos, así como por un halo de invisibilidad, que los hace inmunes a multas y radares.

El mayor miedo de un comercial en el momento de invitar a un cliente a un test drive es que este resulte ser un conductor temerario e imprudente. Conozco casos de algún compañero que llegó a sufrir un accidente serio por culpa de la impericia del posible comprador que iba a los mandos del automóvil. Por eso, este vídeo viral de Pepsi es una prueba palpable de que se puede vivir una pesadilla en directo. Y si no, que se lo digan a este pobre vendedor que a punto está de morir de un infarto.

Si este artículo les ha gustado, les agradecería que le diesen la máxima difusión a través de las redes sociales.

Anuncios

Un comentario sobre “La peor pesadilla de un vendedor de coches

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s